ECONOMíA Y EMPRESAS


UIA

Para la UIA, la recesión aún no terminó



Fecha: 09/03/2017   12:21  |  Cantidad de Lecturas: 798

LOS ECONOMISTAS DE LA CENTRAL FABRIL PROYECTAN UN CRECIMIENTO DE LA PRODUCCIÓN DE ENTRE 1,5% Y 2% PARA ESTE AÑO - En la primera reunión del año el Comité Ejecutivo de la entidad fabril evalúo una realidad muy distinta de la que presenta el Gobierno para 2017




Como en todo arranque de "año operativo" ayer en la primera reunión del Comité Ejecutivo de la UIA el orden del día hacía un repaso de los distintos eventos acontecidos a lo largo de enero y febrero. Pero rápidamente el encuentro giró hacia la dura realidad del sector manufacturero, que arrastra una caída en el nivel de producción del 4,9% en 2016. "La visión que recogimos, después de escuchar el panorama sectorial de cada referente del Comité, frente a las afirmaciones de algunos funcionarios acerca de que acabó la recesión, es preguntarnos: ¿dónde? Porque con ver las caídas del primer bimestre y el nivel de capacidad ociosa existente es difícil convalidar dicho diagnóstico", confió un miembro del órgano de la UIA.

Si bien el entramado industrial presenta una hetereogeneidad en cuanto a la perfomance en el inicio de 2017, hay varios denominadores comunes, entre las preocupaciones y amenazas que mantienen en vilo a los industriales. Podrían resumirse en cinco temas clave: mayores importaciones, baja demanda, elevada capacidad ociosa, atraso cambiario y alto costo financiero. Como era de esperar, los mayores lamentos provinieron de los sectores de calzado y metalurgia, pero ello no inhibió a que, por ejemplo, hasta referentes de la rama de alimentos y bebidas, y gráfica presentaran una visión sectorial distinta de la que transmiten desde el Gobierno. Más allá de las manifestaciones del secretario de Comercio, Miguel Braun, quién habló de promedios, al referirse días atrás a la avalancha importadora, ayer en la reunión pusieron en la mesa el dato que, en un sector sensible como calzado, en el primer bimestre entraron más de 600.000 pares importados cuando un año atrás habían ingresado 360.000 (aumentaron un 67%). Otro tanto aconteció, por ejemplo, con las compras de libros importados. También los metalúrgicos manifestaron sus quejas, mientras enfrentan una compleja situación local e internacional. A lo que se sumaron datos de la incursión importadora en las góndolas de los supermercados.

El valor del dólar no estuvo ausente. "Hubo además un fuerte aumento de los costos, en dólares, en el comienzo de este año; a lo que se suma la preocupación sobre lo que ocurra con el real", explicó uno de los hombres fuertes de la UIA que consideró, tras escuchar a sus pares del Comité, que con este dólar no extraña lo que pasa con las exportaciones. "Sólo crecen las vinculadas con los commodities, el resto no crece, por sexto año consecutivo las ventas externas no aumentan, menos las que tienen valor agregado, ni las de alimentos crecen. Algo pasa. Es imposible que las exportaciones crezcan con este tipo de cambio", se lamentó.

Según las últimas proyecciones de la entidad, este año estiman un crecimiento de la industria del 1,5% al 2%, pero siempre dependiendo de cómo le vaya a Brasil. Detrás de este pronóstico, esperan que la economía brasileña no caiga y crezca algo así como un 1% (en 2016 cayó 3,6%). "Un año atrás proyectábamos una caída de la industria local del 3,5% en 2016, que luego fue del 4,9% por culpa de Brasil. Por eso somos cautos y esperamos entre 1,5% y 2% en 2017", explicó el ejecutivo de la entidad.

La cúpula de la UIA no ocultó su inquietud frente al contexto actual donde el cóctel de altas tasas de interés, apreciación cambiaria y más del 40% de capacidad ociosa (tras cuatro años de estancamiento) hace difícil aventurar una fuerte recuperación, no solo de la producción sino también del empleo. "Con semejante capacidad ociosa las industrias adelantan vacaciones y suspenden (es la válvula de escape de la olla a presión), para poder mantener las dotaciones. Ni hablar de nuevas inversiones, en este contexto", advirtieron.

En los próximos días invitarán a los máximos funcionarios del Ministerio de la Producción para hablar, con números en la mesa, de la realidad sectorial. "Esperamos a Cabrera, Braun y Etchegoyen para repasar sector por sector, porque la diapositiva de la realidad es distinta. Al margen, ya están pactadas distintas reuniones con varios sectores", adelantó otro miembro del Comité. Al respecto, en el encuentro se hizo una defensa de lo actuado, frente a las críticas oficiales y sindicales, sobre el incumplimiento de lo pactado de no despedir personal. "Estos que reclaman lo pactado, no leyeron bien lo firmado. Se hablaba de despidos incausados. Pero los mismos que hoy critican las suspensiones fueron los que bramaban cuando meses atrás fustigaron la idea de una ley antidespidos. Por ejemplo, la metalurgia cayó 8,5% el año pasado y los despidos fueron 2%, lo que mostró el nivel del esfuerzo del sector para defender el empleo, es un milagro", dijo otro partícipe de la reunión de ayer quién recalcó que no se podía mezclar, en el análisis, situaciones como la de Sancor.

Por último, las tasas de interés no faltaron a la cita. ¡Las pyme están afrontando tasas activas promedio del 34% anual, en dólares!, exclamó un industrial para resumir el panorama financiero.



Fuente:  9 de marzo de 2017 (AB-derf)










SEGUI LEYENDO

Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Diseño sitios WEB
Copyright ©2017 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados